El cuerpo tiene la maravillosa forma de avisar de sus desajustes con dolor . Que curioso ¿verdad?

Dolor de espalda

En la sociedad actual es muy recurrente que las personas asocien los dolores y molestias de espalda e incluso diferentes partes del cuerpo con su ritmo de vida diaria, trabajo, las obligaciones de su dia a día.

Existen muchos factores que favorecen  a que el malestar físico sea cada vez más intenso en sus molestias en general.

Una mala alimentación, el no hacer ejercicio y llevar en general una vida sedentaria.

En mi experiencia debo decir que todo que se a escrito en las líneas anteriores afectan a tu salud, pero este post no va dirigido a este desarrollo de conciencia, sin quitarle valor por supuesto.

Lanzo estas preguntas, ¿sabías que tu cuerpo siente dolor en tu manera de sentir tus emociones?  ¿sabes que tu cuerpo te manifiesta alarmas para que seas consciente de dichas emociones atrapadas? y la última pregunta ,¿que es lo que sostiene dichas molestias  en tu cuerpo?

Dolor de espalda

En mi consulta son casi el 99% de mis pacientes los que aprenden averiguan como su manera de gestionar sus emociones hacen que su cuerpo se bloquee, enferme e incluso llegue a un colapso de todos sus sistemas, llevando al cuerpo a manifestar diferentes tipos de síntomas, donde de diferentes maneras de trabajar en camilla hay que averiguar dónde se encuentran dichos bloqueos, para su liberación de la manera que el cuerpo necesite en ese momento presente.

Cada uno de nosotros tenemos que hacernos cargo de nuestras emociones .

La herramienta más eficaz y común en consulta desde mi experiencia y de muchos compañeros míos, es la kinesiología, dicha herramienta te marca el camino que el cuerpo del paciente para llevarlo a su armonización por prioridad, esta herramienta conecta todo el sistema del paciente con el terapeuta siendo el oráculo perfecto para que el sendero de la armonía siga los pasos establecidos por el paciente.

El terapeuta tiene los conocimientos estudiados e integrados conectados  al cuerpo del paciente, donde juntos llegarán al estado de equilibrio que sea necesario estar en ese momento, pero es el paciente el que se cura y se sana con el maravilloso y perfecto mecanismo como es el ser humano.

Volviendo al dolor de las emociones atrapadas, son tantas las informaciones que pueden estar escondidas, desde la infancia con los papás, hasta  las memorias de los abuelos y de los mismos ancestros de las líneas familiares de papá y mamá.

Liberar dichas emociones, duelen, si, pero esa sensación de paz y tranquilidad que tanto añoramos en nuestros días, son las que dan el paso a la libertad y a la certeza de caminar hacia el mejor destino de tu vida, dicho camino que es nada más y nada menos  el llamado que tenemos hacer todos en esta vida, ahí es donde está la felicidad, esa felicidad que va de la mano del amor propio que dictaminará quien eres y que has venido hacer en esta vida.

Dicho esto me llamo abel Fernández, ¿comenzamos a trabajar en tus emociones atrapadas?

LOGO
 

Deja una respuesta